Ideas Inciertas

Hace unos años, cuando no había pasado mucho tiempo desde mi salida de la “escuela”, una pequeña empresa —de cuyo nombre no debo acordarme— contactó conmigo buscando una serie de ilustraciones para camisetas. En realidad querían algo que ni ellos mismos sabían; lo único que tenían claro es que estaba destinado al sector femenino, debería llevar un elemento de “amor” y resultara visualmente llamativo. Total, na’.

Tras muchas pruebas e intentos de materializar sus ideas por fin dimos con la clave. ¿Y qué mejor manera que representar el amor con un toque de picardía? Así que dicho y hecho. Ayudándome con la “incertidumbre” que crea el corazón en esos extraños momentos de enamoramiento, decidí representar esa confusión con un interrogante que estaría siendo dibujado por una mano masculina, cuyo recorrido se puede intuir sobremanera. ¿Os imagináis dónde terminará esa mano? Pues yo tampoco.

· · ·